Wargame Illustrated: Manual de la Guerra de Independencia Española (I)

Existe la percepción de que para jugar partidas de Napoleónico hacen falta miles de miniaturas y mesas enormes. Es cierto que muchas partidas suelen ser de este tipo y suelen captar la atención del público, aunque no son necesariamente la norma. La mayoría de jugadores quieren algo que les proporcione un resultado en unas cuantas horas y que no requiera una segunda hipoteca para financiarlo o una vida entera coleccionando. Un vistazo al escaparate de una tienda de Napoleónico a menudo acaba sin ventas ya que el nivel de compromiso necesario parece demasiado oneroso. Este artículo intenta desmentir parte de la mitología  y los malentendidos acerca del que se considera el periodo más preeminente de nuestro hobby. Después de leerlo  podrías empezar desde cero con 4-6  batallones en pocas semanas.

MUERTEDAOIZ

La Guerra de Independencia, 1807-1814, proporciona una visión escalable para los jugadores “napo-curiosidad” pero no comprometidos con este periodo. Ofrece pequeñas dosis de todo lo necesario para saborear el Napoleónico (una descripción gramaticalmente incorrecta, pero muy utilizada entre los jugadores). Existen grandes batallas, pero ninguna de la escala de la de Leipzig o Borodinó. Hubo numerosos contingentes extranjeros en ambos bandos, pero ninguno formado por un ejército en sí mismo, por lo que es posible encontrar variedad en las fuerzas.  Se dieron numerosos tipos de combate, así que el ámbito de acción es vasto. El conflicto fue lo suficientemente largo como para encontrar cambios en los uniformes de los protagonistas principales, ofreciendo posibilidades casi ilimitadas para pintar. Una de las personalidades más notables tuvo un papel destacado. El trasfondo político y social es singular y distinto del resto de acontecimientos de la época. Esto, combinado con la naturaleza extrema del terreno íbero, el clima y la mutua antipatía que se profesaban los bandos, hace única a la Guerra de Independencia. Fue un ejemplo temprano del concepto de guerra total. Los franceses no luchaban contra un ejército, luchaban contra un país y sus gentes. Se conoce también como la úlcera española de Napoleón. Llamada Guerra Peninsular por los británicos y portugueses. Nos dio el término internacionalmente conocido como guerrilla y rememoró la furia religiosa y la pesadilla del abuso ejercido sobre los ciudadanos que tuvo lugar en la Guerra de los Treinta Años. No habría historias sin los franceses, y el ascenso militar de Arthur Wellesley va de la mano de su participación, por lo que daremos a estos dos hechos importantes,  luz verde mientras iluminamos algunos de los rincones más oscuros…

EL DESARROLLO DE LOS HECHOS

Habiendo humillado al resto del continente europeo para el año 1806, Napoleón decidió acabar el trabajo haciéndose con el control de la Península Ibérica. Los potenciales beneficios estratégicos, comerciales y militares que corresponderían a tener éxito, resultaron demasiado tentadores para un adicto al juego como Bonaparte.

De modo que prendió la mecha con su invasión, aunque no fue el único responsable de la gran onda expansiva que se  produjo. Simultáneamente a las ardientes ambiciones de Bonaparte, España tenía un ojo puesto en adquirir territorios portugueses, una potencial causa de guerra en sí misma.  Añade a esto el efecto catalizador de la Revolución Francesa sobre los crecientes ánimos en contra de las clases gobernantes. Las personas se habían convertido en ciudadanos en Francia y algunos españoles se preguntaron si ellos también podrían forjarse un futuro alternativo. Las complejas intrigas que se llevaban a cabo entre la corte y la nobleza española añadieron más presión a la mezcla. Este fatal brebaje finalmente se desbordó cuando en 1807 Napoleón decidió invadir. La excusa fue hacer entrar en vereda a Portugal  por haberse negado a apoyar el embargo comercial del continente contra Gran Bretaña. Al principio los españoles parecían preparase para luchar contra la Francia invasora, pero se confabularon con ésta permitiéndoles pasar de forma  segura, proporcionando tropas y con la esperanza de repartirse el botín cuando Portugal se desmoronara.  Para digerir esta cronología es mejor dividir el conflicto en cinco fases.

1807-09

En octubre de 1807 españoles y franceses redactaron el borrador de un tratado para la partición de Portugal en tres pequeños reinos. Los franceses entonces, declararon su intención de conquistar España.  Los españoles animaron a los portugueses a aunar fuerzas y así repeler al invasor mientras simultáneamente les traicionaba. Otorgaron  a los franceses  libre circulación por el territorio y se pusieron de acuerdo para repartirse Portugal cuando capitulase.  De forma crucial, la familia real portuguesa escapó, exiliándose en Brasil. Este fue el gran golpe  del bando franco-español, ya que les permitía procesar al gobierno sin importar la caída de Portugal.  En 1808, los franceses pusieron su atención en España y empezaron a tomar posiciones estratégicas. El gran ejército español,  dividido por las luchas de distintas facciones, era incapaz de dar una respuesta coordinada. Las intrigas de Napoleón llevaron entonces a la abdicación del rey Carlos IV en favor de su hijo. Después de esto, Napoleón exilió a toda la corte a Francia y nombró a su hermano José como el nuevo rey de España. Este suceso agotó la paciencia del pueblo español  y lo llevó a los brazos de los británicos en su búsqueda de aliados. En mayo de 1808 tuvieron lugar revueltas populares a lo largo de todo el país que provocaron la reacción de los franceses en forma de masacrares y redadas  a la población. Una gran cantidad de refuerzos llegaron entonces, transformando al país en un territorio ocupado y muy hostil.

Entre mayo y julio de 1808, columnas del tamaño de cuerpos de ejército se lanzaron rápidamente en todos los frentes, aplastando la resistencia española. Los franceses consiguieron muchas victorias, pero los españoles empezaron a organizarse y a luchar de forma más competente. Los franceses sufrieron una serie de pequeños pero importantes reveses, que culminaron en la desastrosa rendición del general Dupont y sus 24.000 hombres en Bailén el 19 de julio. Los franceses entraron en pánico y abandonaron Madrid. Un levantamiento en Portugal en junio, resultó en el desembarcó de la Fuerza Expedicionaria Británica en agosto bajo el mando del general Wellesley. Combinándose con los portugueses, expulsó a Junnot de Portugal. A principio del otoño de 1808, la mayoría de territorio ganado por los franceses se había perdido, haciendo que Napoleón tomase personalmente el control de la situación. Los británicos no consiguieron consolidar su ventaja, y por ello Wellesley y sus oficiales superiores fueron citados para dar explicaciones por su falta de decisión para terminar el trabajo.  Napoleón tomó el control y con la superioridad numérica de los franceses hicieron que los británicos, ahora bajo el mando de Sir John Moore, se retiraran. Esto culminó en la Batalla de Coruña en enero de 1809, a la que siguió la evacuación de los británicos por mar.

Wellington volvió después en 1809, esta vez con el control total del ejército. Atacó, venciendo a Soult en Porto en mayo, sacándolo de Portugal. Se alió con el general español Cuesta. Su ejército anglo-portugués aguantó la embestida de José en Talavera a finales de julio, pero quedó estratégicamente expuesto y tuvo que retirarse a Portugal. Aquí construyó una magnífica defensa, incluyendo las Líneas de Torres Vedras. Los franceses continuaron derrotando a los ejércitos españoles  en los campos de batalla.

2-Spanish-squares

1810

El foco en 1810 fueron los intentos de Massena de reconquistar Portugal. A pesar de que fue repelido en Busaco, forzó a Wellington a retirarse tras sus líneas en Torres Vedras. Una vez allí, alcanzaron un punto muerto, ya que los franceses no disponían de las fuerzas suficientes para avanzar sus líneas. Massena se batió en retirada la primavera de 1811, sabiendo que las fuerzas británicas serian reforzadas desde Inglaterra en algún momento.

1811

Los británicos lucharon duramente para extinguir por fin cualquier esperanza francesa de tomar Portugal., haciendo de éste el año decisivo de la guerra. El ejército de Soult fue derrotado por Graham en Barrosaa en marzo, y  Massena fue expulsado de Portugal por Wellington después de Fuentes de Oñoro, en mayo. La Batalla de La Albuera , que tuvo lugar el 16 de mayo, fue testigo de cómo la combinación del ejército hispano-anglo-portugués bajo el mando de Beresford contuvo al Mariscal Soult, forzándole a retirarse. A pesar de que los Aliados estuvieron a menudo amenazados por fuerzas superiores francesas durante el resto del año, no tuvo lugar ninguna otra acción decisiva.

1812

Wellington comenzó su ofensiva en enero, ganando en Ciudad Rodrigo el día 19. Obtuvo una dura victoria en Badajoz en abril, después de la cual facciones del ejército británico de forma inusitada arrasaron todo, mancillando su reputación de excelente control y contención. Wellington avanzó hacia el este y derrotó a Marmont de forma decisiva en Salamanca el 22 de julio. Para el 6 de agosto ya se encontraba en Madrid, y siguió avanzando hasta Burgos. Este fue el límite de su éxito en 1812 y un contingente combinado de fuerzas francesas provocó su retirada, tan al oeste que llegó a Ciudad Rodrigo hacia el final de la campaña.

1813-14

Los eventos acaecidos en Rusia a finales de 1812,  sirvieron bien a los Aliados. Wellington estaba siendo reforzado continuamente mientras los mandos franceses sufrían escasez, ya que napoleón intentaba reagrupar y contraatacar en el frente del este. En España,  la actividad incesante de la guerrilla y el movimiento de las tropas Aliadas se combinaron para llevar al límite a los franceses. Los avances llevados a cabo en primavera culminaron en la decisiva Batalla de Vitoria, donde José I fue derrotado por Wellington. Las implicaciones políticas se sintieron mucho más allá de la península. El interés, que había decaído, por parte de los aliados ruso-prusianos  se vio revitalizado y los austriacos, una vez más, vieron una oportunidad para ponerse el traje de lucha para enfrentarse a su antiguo adversario. Wellington llegó a los Pirineos a mediados de julio, barriendo una contraofensiva lanzada el día 28 por Soult en Sorauren. Su ejército puso el pié en suelo francés  el 7 de octubre. Habiendo cruzado el río Nive a principios de diciembre, prácticamente había alcanzado Bayona a principios de año. El 27 de febrero derrotó a Soult en Orthez, después de haberle obligado a salir de Bayona. La última acción de los seis años de guerra, se dirimió cerca de Toulouse el 10 de abril. Fue Wellington el que llevó a término el trabajo.

MAPA DE PRINCIPALES BATALLAS Y ASEDIOS

Todas las provincias de España y Portugal fueron testigos de los combates de una forma u otra, desde pequeñas escaramuzas entre compañías o batallones a grandes batallas y asedios que involucraron a cientos de miles de combatientes de ambos bandos.  La mayor parte de las principales luchas de la Guerra de la Independencia se muestran aquí. En contraste con muchas otras escenas de guerra Napoleónicas, la Península fue testigo de numerosos –y a menudo extremadamente amargos- asedios, algunos llevados a cabo entre las fuerzas francesas y anglo-portuguesas, y otros entre los franceses y españoles. Badajoz y Ciudad Rodrigo fueron de particular importancia estratégica, siendo los puntos clave como paso entre Portugal y España.

Mapa de principales batallas y escaramuzas en la Guerra de la Independencia Española

Mapa de principales batallas y escaramuzas en la Guerra de la Independencia Española


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

artesmarcialesoz

Encuentra lo mejor de las Artes Marciales Aquí.

Reforged

Tu rincón del hobby. Especialistas en wargames

Clearco Miniatures

Tu rincón del hobby. Especialistas en wargames

SupersysTEM

Blog del juego de miniaturas superheroíco

Wild West Poker

Tu rincón del hobby. Especialistas en wargames

Tkcaptain

Tu rincón del hobby. Especialistas en wargames

Warhammer Armies Project

Tu rincón del hobby. Especialistas en wargames

Mercenarios de la Galaxia | Blog X-Wing miniaturas

Blog sobre X-Wing el juego de miniaturas y el mundo Star Wars

TERCIO CREATIVO

Tu rincón del hobby. Especialistas en wargames

RojoCincoPodcast

Tu rincón del hobby. Especialistas en wargames

In Her Majesty's Name!

by The Ministry of Gentlemanly Warfare

El Espacio de Atticus

El rincon de la escenografia para Wargames

ToyChop

HeroClix & gaming miniatures

¡Cargad!

Tu rincón del hobby. Especialistas en wargames

A %d blogueros les gusta esto: